CAMPILOBACTER

Imagen 7

Campylobacter spp. afecta especialmente a  paseriformes como los canarios, verdecillos y jilgueros. Las isabelitas del Japón son resistentes transmitiendo la enfermedad a los diamantes de gould cuando son utilizadas de nodriza.

El contagio se produce principalmente en voladeras o jaulas de cría donde hay ejemplares portadores de la bacteria.

La ingestión de heces y la presencia de secreciones de ejemplares afectados en bebederos y comederos son claves para diseminar el agente. Las madres suelen contagiar a los pichones con el embuche.

Los principales problemas aparecen en pichones de varios días de vida en los que hay una elevada mortalidad. Aparecen diarreas amarillentas, voluminosas y malolientes. Los nidos están sucios y las hembras no eliminan las deyecciones de los pichones durante los primeros días de vida. Pueden aparecer semillas sin digerir en las heces.

El diagnóstico puede hacerse mediante la tinción gram de las heces, observándose las bacterias en forma de coma o tilde. Suelen formarse parejas que dan aspecto de “s”.

En el estudio histopatológico suelen aparecer infiltrados linfocitarios en el aparato digestivo y abundantes zonas de necrosis a nivel hepático.

Para prevenir la aparición de la enfermedad hay que evitar la convivencia de especies no afines dentro de aviario y evitar el uso de Isabelitas del Japón como nodriza. El control de las parejas reproductoras antes de la cría mediante estudios de heces.

Buscanos en las redes sociales