MANEJO

124

Avianvet - Herminio Conca Boluda13 mayo, 20152 comentarios

PUESTA INTRAABDOMINAL

 

Imagen 2CASO CLÍNICO; Un afamado criador de canarios nos consulta a principios de temporada de cría sobre un problema que estaba teniendo en sus hembras reproductoras. El criador, nos explica que la gran mayoría de sus hembras empezaron la cría muy bien haciendo sus nidos perfectamente pero que se meten en el nido a incubar sin poner huevos. Las hembras se muestran con el abdomen abultado como si fueran a poner pero la puesta no llega a producirse. Aparentemente las hembras están sanas. Los machos están sanos, cantando y sin síntomas aparentes de enfermedad. La alimentación es la misma de siempre, sin cambios. La iluminación y el funcionamiento de las labores dentro del aviario son las habituales.

Tras realizar una anamnesis detallada del caso y tras realizar pruebas laboratoriales se diagnostica Salmonella spp. La presencia de ésta infección bacteriana da lugar en su aviario a un problema reproductivo conocido como    “PUESTA INTRAABDOMINAL“. El criador administra terapia antibiótica resolviendo el problema en varias semanas.

 

¿ Qué son las puestas intraabdominales?

Las puestas intraabdominales en las aves son una anomalía de la reproducción en la que la yema del huevo, en lugar de  pasar del ovario al oviducto, cae en la cavidad abdominal en lugar de caer en el infundíbulo y continuar el ciclo de formación del futuro huevo. Las yemas pueden acumularse produciendo un abultamiento de la cavidad abdominal. Las puestas intraabdominales son muy comunes en canarios debido a las condiciones de cría modernas.

 

¿ Porqué se producen puestas intraabdominales?

Entre las causas hay muchas etiologías diversas. Algunas bacterias como Salmonella spp ,E.coli  o Mycoplasma spp son las principales responsables del problema. La falta de preparación de las hembras, las deficiencias alimenticias, la obesidad, el estrés o un mal manejo en cuanto al programa de iluminación. Se cree que el componente genético y hereditario también juega un papel clave en la aparición del problema.

 
¿ Qué síntomas presentan las hembras afectadas?

Los principales síntomas se manifiestan en forma de hembras que se pasan semanas con el nido hecho sin poner huevos. Además el abdomen está abultado como para poner huevos. Algunas hembras llegan a desarrollar placas de incubación, por lo que son capaces de sacar nidadas de otras hembras adelante. Generalmente el huevo intracelómicosolo causa una reacción inflamatoria y se reabsorbe con el tiempo.

En los casos graves, algunas hembras pueden presentar una pérdida de peso gradual, pueden presentar ascitis, disnea y llegar a la muerte.

 
¿ Cómo se diagnostica el problema?

Principalmente el diagnóstico se hace mediante la sintomatología. Se debe averiguar cual es el agente etiológico del problema para poder tratarlo correctamente.

 

¿Cómo tratar a las hembras?

El tratamiento depende del agente que causa el problema. En caso de agentes infecciosos, mediante el tratamiento antibiótico adecuado tras realizar los antibiogramas pertinentes. La suplementación de la dieta en caso de deficiencias o el establecimiento de correctas pautas de iluminación. En todo caso hay que estudiar correctamente lo que está ocurriendo para aplicar unas correctas medidas de control del problema.

Ocasionalmente se procede a la extracción quirúrgica de la yema, la aspiración con aguja de 20G o tratamientos hormonales.

En nuestro caso lo ideal es intentar que la hembra haga un ciclo reproductivo completo, criando pichones de otras parejas o eliminar los nidos para evitar el estímulo reproductivo. En todos los casos hay que averiguar la causa por si hubiera la necesidad de tratar con antibióticos.

Generalmente, las hembras con puestas intraabdominales vuelven a tener el problema en próximas puestas o la siguiente temporada de cría, por lo que muchas veces la mejor opción es descartarlas de la reproducción.

 
¿ Has tenido casos parecidos?

 

 

124

Avianvet - Herminio Conca Boluda17 abril, 20155 comentarios

DESINFECCIÓN EN AVIARIOS

 

Imagen 4

 

Hablando ésta semana pasada con un criador que estaba teniendo problemas en la cría, no podía dejar de asombrarme del manejo que tenía en su aviario. Explicándome como actuaba en su aviario llego a decirme que desde hacía 5 años criaba pájaros pero que NUNCA había limpiado y desinfectado su aviario. Aunque parezca una atrocidad, lamentablemente no es la primera vez que escuchaba o veía algo parecido, por ello en ésta entrada no hablaré de enfermedades sino de cómo evitarlas mediante la desinfección y los diferentes desinfectantes que se pueden usar en ornitología deportiva.

¿ Que es la desinfección o el proceso de desinfección?

El proceso de desinfección se define como la reacción química que se produce entre el agente infeccioso, bien sea una bacteria, un hongo o un virus y el agente desinfectante. Hay que tener en cuenta que si el patógeno o agente infeccioso se encuentra protegido por tierra, polvo, estiércol, semillas, plumas o cualquier otra materia, el desinfectante no entrará en contacto con él y no podrá hacer el efecto deseado. Es por ello por lo que es esencial que se lleve a cabo antes de iniciar el proceso de desinfección una limpieza a conciencia.

¿Cuáles son los desinfectantes que podemos usar en nuestros criaderos?

1.- Amonios cuaternarios: Son sustancias catiónicas que tienen acción frente a bacterias inhibiendo principalmente su crecimiento. Son efectivos frente a bacterias gram positivas (más que frente a gram negativas), virus (tienen capacidad virucida sobre virus lipofílicos) y esporas (son esporostáticos aunque no esporicidas).

Por si solos los amonios cuaternarios tienen poca actividad surfactante por lo que se suelen formular junto a detergentes no iónicos.

2.- Fenoles: Son sustancias derivadas del alquitrán, actualmente casi no se utilizan debido a su gran toxicidad y corrosividad, aunque sus homóloos (cresoles, xilenoles y estilfenoles) sí que se usan en mayor medida. Tienen un gran efecto sobre bacterias, virus, hongos y mycobacterias, aunque no tienen capacidad esporicida. Tienen poca actividad de superficie y normalmente se han formulado con jabones para incrementar su poder de penetración.

3.- Halógenos: Entre los productos halogenados se pueden señalar, como los más interesantes, el cloro y el yodo. Uno de los más conocidos son las soluciones de hipoclorito sódico (lejía). Son muy efectivos frente a todo tipo de microorganismos pero pierden su actividad en presencia de suciedad. No tienen poder detergente, por lo que se formulan generalmente con otros detergentes, como jabones, para mejorar su detergencia. Tienen baja toxicidad.

4.- Fenoles halogenados: Son fenoles a los que se les ha sustituido en su molécula átomos de hidrógeno por átomos halógenos, normalmente cloro o bromo. Estas sustancias son menos solubles, menos corrosivas y menos tóxicas que el fenol y tienen mayor actividad bacteriana. Son menos efectivos en presencia de suciedad y materia orgánica.

5.- Aldehídos: Generalmente tienen un amplio espectro de actividad frente bacterias, hongos, mycobacterias, esporas y virus. Pertenecen a este grupo compuestos como el formaldehído, glutaraldehído o glioxal. Todos los aldehídos pueden actuar en presencia de suciedad. Se formulan junto a amonios cuaternarios para conseguir una sinergia de acción y un mayor espectro .

6.- Compuestos a base de yodo: Es uno de los desinfectantes más activos, aunque tiñe. Es corrosivo y bastante tóxico.

7.- Ácidos: Los ácidos inorgánicos se utilizan como limpiadores. Tienen propiedades microbicidas debido a su ph, actuando lentamente. Son limpiadores eficaces, pero son corrosivos sobre los materiales y la piel. Se utilizan en formulaciones desinfectantes para aumentar la actividad virucida y fungicida. Entre ellos encontramos el ácido acético, propiónico o el fórmico.

8.- Agentes oxidantes: El peróxido de hidrógeno (agua oxigenada) tiene muy buenas propiedades antibacterianas. No es un buen fungicida y algunos microorganismos que tienen catalasas son resistentes. El ácido peracético tiene buena actividad frente todo tipo de microorganismos, incluyendo esporas y es activo en presencia de materia orgánica.

9.- Álcalis: El hidróxido de sodio, cálcico o potásico, se utilizan mucho como limpiadores en industrias de alimentación. Tienen propiedades microbicidas pero su actividad es lenta, aumentando con el incremento de temperatura. Son corrosivos.

¿ Cómo actuamos nosotros en nuestro aviario?

1.- Habitación: Se procede a una limpieza y eliminación de materia grosera, tras ello se aspiran todos los restos que hayan quedado. Hacemos una pulverización de las paredes con agua y lejía y lavado del suelo con lejía y detergente. Tras ello activamos una bomba de F10 concentrado (contiene amonio cuaternario y biguanidina). Ésta operación la realizamos, previo vacío de los pájaros, al menos dos veces al año.

2.- Jaulas de cría: Son pulverizadas con agua a presión y tras ello se les aplica un desengrasante. Posteriormente, vuelven a ser pulverizadas con agua y lejía. Son aclaradas 10 minutos después. La operación la realizamos tras la muda y previo a la preparación de la cría. Siempre tenemos a mano una jaula limpia y vacía por si en un momento determinado se ha de cambiar alguna.

3.- Utensilios y parrillas: Son los que menos quebraderos de cabeza nos dan ya que todos los días ponemos un lavavajillas con utensilios o parrillas manteniendo así una correcta limpieza y desinfección de los mismos.

Y tú, ¿Cómo actúas en tu aviario?

 

124

Avianvet - Herminio Conca Boluda23 marzo, 201428 comentarios

HUEVOS CLAROS EN CANARIOS/ Caso Práctico

 

 

Imagen 2

 

Huevos claros en canarios y otras especies de aves domésticas.

La semana pasada se ponía en contacto conmigo un criador de canarios con serios problemas de fertilidad en su aviario. El criador estaba convencido de mandar muestras de heces para solucionar su problema pues pensaba que sus pájaros tenían un problema infeccioso.

Como es habitual antes de proceder al envío de muestras, le hice una serie de preguntas con el fin de orientarnos  sobre el problema que sufría en su criadero de canarios.

Éstas fueron algunas de nuestras preguntas y respuestas del criador:

1.- ¿ La presencia de huevos infértiles ha sido en todas las parejas? Criador:” No, algunas parejas tenían todos los huevos fecundados, otras solo 2 o 3 huevos y varias todos los huevos claros. Las parejas que habían tenido los huevos fecundados la primera nidada, en ésta segunda nidada estaban claros”.

2.- ¿ Qué parejas tenían todos los huevos claros? Criador:” las parejas que primero pusieron los huevos”

3.- ¿Cuánto tiempo habían estado juntos los reproductores antes de poner el nido? Criador: El nido fue puesto al mismo tiempo que se formaron las parejas”.

4.-¿Cuánto tiempo tardaron las primeras parejas en poner? Criador:” Las primeras en 2-3 días tenían los nidos hechos y algunas pusieron el primer huevo”

5.- ¿Las parejas que la primera nidada tenían los huevos fecundados; habían embuchado y criado a sus pichones? Criador: “Sí, habían criado perfectamente. No habían bajas en pichones.”

Con solo 5 preguntas tuve información suficiente para saber cual era la patología de su aviario. El problema que tenía éste criador de canarios de color blanco recesivo era de “MANEJO DE SU AVIARIO”. Por lo que automáticamente le dije que no tenía que mandar heces para analizar. Lo que debía hacer era corregir la forma de aparear a sus reproductores.

Paso a detallar los fallos y problemas causados por un mal trabajo en el aviario:

1.- Puesta de nido y formación de parejas en canarios: Las parejas deben formarse correctamente. Los reproductores deben verse durante 5-7 días por la rejilla para que se forme la pareja. Tras los 5-7 días debe quitarse la rejilla y esperar al menos una semana antes de poner el nido. En las aves es necesario que la cantidad de espermatozoides en el tracto genital de la hembra sea muy elevada para que se produzca la fecundación de los huevos.

En éste caso el criador, al poner directamente parejas y nido no dio tiempo a que se formara la pareja y hubieran cópulas suficientes para que se fecundaran los huevos. En consecuencia, las primeras hembras que pusieron huevos no estuvieron fecundados. A medida que pasaban los días y las hembras iban poniendo la fertilidad había aumentado.

2.- Las parejas con todos los huevos fecundados en la primera nidada, ésta segunda nidada los tenían claros. Generalmente tras una buena nidada de 4-5 pichones acontece una siguiente con una menor fertilidad. La presencia de pichones a los que alimentar hace que los machos tiendan a involucrarse en labores paternas y a eso se une que generalmente han engordado durante el mes de cría por el incremento de alimentación. El líbido sexual del macho cae en picado y los niveles de testosterona con él. Todo ello da como resultado que el número de cópulas con la hembra es muy bajo o nulo dando lugar a un gran número de huevos no fecundados.

El criador debería haber separado a los pichones con la rejilla y haber dado vitaminas a la pareja reproductora. En casos de machos obesos, debería haber pasado por el gimnasio (juntar varios machos en medio jaulón de cría durante varios días suele hacer que pierdan peso por intentar establecer jerarquías).

Como se puede leer, no todo son virus, bacterias, hongos y parásitos en el aviario. El criador es el culpable de la gran mayoría de problemas que hay en el aviario. Debemos hacer auto-análisis de las acciones que tenemos en el criadero y con ello conseguiremos mejorar los índices reproductivos de nuestros criaderos.

 
124

Avianvet - Herminio Conca Boluda12 noviembre, 2013Dejar un comentario

CADUCIDAD FÁRMACOS

Imagen 1

 

Algunos aviarios cuentan con botiquines de fármacos con un volumen de medicamentos realmente asombroso. A la farmacodependencia que tienen algunos criadores de pájaros tales como canarios, jilgueros o pequeñas psitácidas a los productos medicamentosos, se une una mala conservación de los medicamentos y con ello un mal uso de los mismos. Son nuestras apreciadas aves las que sufren la peor parte de todo ello.

En ésta entrada haremos un pequeño repaso sobre la conservación de los medicamentos. Para ello, es muy importante que todo criador de aves conozca el concepto de estabilidad de los fármacos y los factores más habituales que afectan a la misma en los aviarios deportivos.

La estabilidad de un fármaco se define como el tiempo desde su fabricación en el que no pierde su actividad química y/o física. Este concepto está íntimamente relacionado con la caducidad. La caducidad indica el tiempo en el que el medicamento debe mantenerse estable bajo condiciones de almacenamiento adecuadas.

 Los factores que pueden afectar a la estabilidad de los fármacos son generalmente:

1.-Humedad: La humedad puede producir ablandamiento o efervescencia. Los fármacos deben conservarse en lugares secos y bien ventilados. La humedad ideal es de 60 a 70%. Un ejemplo de los fármacos que utilizamos en ornitología que pueden verse afectados por la humedad son las cápsulas de algunos antifúngicos (Fluconazol) o protectores hepáticos (Silimarina).

2.- Temperatura: las altas temperaturas favorecen la degradación. La  temperatura óptima está entre 15° y 30° Centígrados. Un buen ejemplo de ello lo tenemos en los probióticos tales como el proflora avis que se degradan rápidamente a temperaturas superiores a 15ºC.

3.- Luz: La incidencia de la luz directa produce fotodegradación. La luz es responsable de degradar algunas moléculas de fármacos. Es por ello que algunos envases son opacos o tienen indicaciones de protección de la luz solar. Las vitaminas se degradan fácilmente en presencia de la luz.

4.- Oxígeno: La apertura continua del frasco favorece la oxidación.

5.- Dióxido de carbono: Produce cambios en el ph de las soluciones y precipitación. La enrofloxacina precipita formando pequeños cristales en el fondo del envase.

6.- Vaporización: Algunos fármacos y sus excipientes pueden volatilizarse con la apertura repetida del envase con la consecuente pérdida de principio activo.

7.- Degradación biológica: los jarabes y  sustancias glucosadas, pueden sufrir fermentaciones por la proliferación de levaduras.

 Todos estos factores pueden contribuir a una pérdida de efectividad de las sustancias farmacológicas que utilizamos en el aviario, llevando, muchas veces, a malos resultados en la aplicación de tratamientos.

 Ocasionalmente, el criador se queja de que algún fármaco no funciona o que la prescripción del veterinario no ha sido adecuada, pero deberíamos hacer algunas reflexiones respecto a la conservación de los productos y su forma de uso.

 Es muy importante también respetar las indicaciones del fabricante respecto a la durabilidad del medicamento una vez abierto o reconstituido (ejemplos: el Baycox, cuya indicación del fabricante es que no debe ser utilizado después de tres meses abierto; o el Itraconazol que una vez abierto no debe utilizarse después de 1 mes).

 Muchos fármacos no tienen efecto ninguno si no se respetan éstas indicaciones, dando lugar evidentemente a fracasos en los tratamientos.