CRIA

124

Avianvet - Herminio Conca Boluda1 Julio, 20153 comentarios

MAL DE PUESTA

 

Imagen 2

Retención de huevo/mal de puesta

Generalmente es la patología del sistema reproductivo más habitual en los aviarios deportivos. La retención del huevo se produce por la imposibilidad del óvulo de atravesar la unión uterovaginal o la imposibilidad de su expulsión a través de la cloaca ya completamente formado. El avance del óvulo desde el oviducto hasta la vagina se produce por fuentes contracciones de los músculos uterinos y peristaltismos vaginales.

Las hembras generalmente se muestran apáticas, con la pluma ahuecada y erizada. Suelen posarse en el fondo de la jaula con respiración agitada por la compresión de los sacos aéreos. Muchas veces aparecen síntomas digestivos y, ocasionalmente, pueden haber desgarros en la mucosa del oviducto por las fuertes contracciones (especialmente si se administran tratamientos hormonales a base de oxitocina) que pueden desencadenar en infecciones del aparato reproductor. Las muertes repentinas sin síntomas aparentes también pueden darse encontrando a la hembra muerta dentro del nido.

Las causas que derivan en la aparición de hembras con huevos retenidos son las siguientes:

  • Desequilibrios nutricionales: deficiencias alimentarias, excesos de grasas por dietas mal equilibradas, falta de reservas corporales o falta de reservas de calcio en los huesos, deficiencias en vitamina D3 o excesos de fósforo en la dieta por suplementaciones inadecuadas.
  • Hembras obesas: hembras con índices grasos por encima de lo normal que tienen mayor número de distocias y problemas en puesta.
  • Alteraciones en el aparato reproductor de la hembra.
  • Edad de las reproductoras: hembras muy jóvenes o viejas no preparadas para la reproducción.
  • Alteraciones hormonales: desequilibrios hormonales que desencadenan en puestas crónicas y, por tanto, en problemas de agotamiento reproductivo.
  • Patologías: infecciones en el aparato reproductor por bacterias tales como E.coli, Salmonella spp o micoplasmas así como otras infecciones orgánicas que dan lugar al debilitamiento fisiológico de la hembra en puesta.
  • Temperaturas inferiores a 14ºC o superiores a 32ºC también predisponen a la imposibilidad de la puesta.

El diagnóstico de esta patología se realiza por la clínica que presenta el pájaro y mediante radiografías en los casos clínicos que acuden a consulta. La radiografía permite además descartar posibles tumores y observar la deposición de calcio en la cavidad medular de ciertos huesos largos, como el tibio-tarso o el fémur, que nos pueden ayudar a saber las causas predisponentes del problema de puesta.

Tras un correcto diagnóstico (en muchas ocasiones el criador se precipita al ver que la hembra presenta mal estado), la primera pauta a seguir es la rehidratación del ejemplar afectado por medio de sustancias que contengan electrolitos, glucosa, aminoácidos y vitaminas (puede emplearse para tal fin cualquier suero oral de los que se utilizan para deportistas). Una vez rehidratada la hembra debemos aplicar baños de vapor y lubricar la cloaca con parafina, aceite vegetal (aceite de girasol con perejil picado) o alguna pomada antibiótica y alojar a la hembra en una cámara calda donde esté tranquila. Si tras el paso de dos horas no se produce la puesta puede inyectarse gluconato cálcico y prostaglandinas que favorezcan la relajación del esfínter uterovaginal y las contracciones del oviducto.

El empleo de oxitocina o derivados como el methergin muy utilizado entre criadores está completamente desaconsejado puesto que no produce la dilatación del esfínter uterovaginal y, en caso de que éste no estuviera abierto, las contracciones que provoca la hormona a nivel oviductal pueden desencadenar en la rotura del mismo produciendo serios problemas de salud que pueden llegar hasta la muerte del ejemplar o a producir daños tan serios en el aparato reproductor que invaliden a la hembra como reproductora.

Ante la imposibilidad de puesta puede practicarse una ovocentesis del huevo. Para ello se perfora el huevo con una aguja fina de un diámetro de 20G por vía transcloacal o transabdominal. Esta operación debe hacerse mediante anestesia, rompiendo el huevo y absorviendo su contenido. Las membranas que recubren el huevo son expulsadas gradualmente. Ocasionalmente, los trozos rotos pueden provocar lesiones en el oviducto por lo que se recomienda aplicar tratamiento antibiótico para los días posteriores a la intervención y la lubricación del oviducto. La opción quirúrgica debe considerarse en el caso de hembras domésticas que puedan presentar una adhesión del huevo al oviducto o sufran algún daño en el mismo.

¿Sueles tener muchos casos de huevos retenidos en tu aviario? ¿ Cómo solucionas los casos de mal de puesta en tus aves?

 

124

Avianvet - Herminio Conca Boluda26 Junio, 20153 comentarios

PATOLOGÍAS EN HEMBRAS

Imagen 2

PATOLOGÍAS DE LA REPRODUCCIÓN EN HEMBRAS

Hace unas semanas escribía en éste mismo blog una entrada sobre las puestas intraabdominales. Aprovechando que recientemente he escrito un artículo para la revista “NUESTROS PÁJAROS” sobre las patologías de la reproducción de las hembras, paso a hacer un breve resumen de las más habituales:

1.-Atrofia ovárica en aves

Algunas hembras pueden sufrir atrofias ováricas congénitas, siendo en el caso de las hembras híbridas un proceso habitual. El crecimiento inadecuado los primeros días de vida de los pichones, el abuso de fármacos como promotores del crecimiento la primera semana de los pichones, el uso de antibióticos en la preparación de la cría, infecciones en el aparato reproductor principalmente por micoplasmas, salmonellas o E.coli y hembras muy viejas suelen ser las principales causas de atrofias ováricas. Las hembras con atrofia ovárica no llegan a entrar en celo ni a poner huevos.

 

2.- Quistes ováricos en aves

Los quistes ováricos suelen aparecer con bastante frecuencia en aves de compañía tales como ninfas, agapornis, periquitos y psitácidas de mediano y gran porte, no destinadas a la reproducción. Es poco habitual la aparición en canarios y otros pájaros destinados a la cría. Los quistes se forman durante la involución del folículo post ovulatorio cuando se produce la puesta, siendo las causas principales las infecciones y las malas condiciones de alojamiento y alimentación. Generalmente, el abdomen se presenta distendido y las hembras se muestran apáticas y, en ocasiones, se producen mudas anormales por la aparición de problemas endocrinos. El tratamiento consiste en la aspiración del contenido del quiste con aguja y tratamientos hormonales con agonistas de la hormona gonadotropina. Es posible llevar a confundir los quistes ováricos con tumores ováricos por lo que se debe hacer una estudio detallado del caso.

 

3.- Salpingitis e inflamaciones de ovario y cloaca

Generalmente, las inflamaciones del aparato reproductor se producen por la presencia de bacterias como Escherichia coli, Streptococcus spp, Mycoplasma spp, Salmonella spp, etc.. que colonizan el sistemas reproductor por la cloaca. Muy habitualmente se producen infecciones por vía sistémica. Las hembras afectadas aparecen con la cloaca y el abdomen abultado, aparecen secreciones cloacales y se muestran apáticas, produciéndose una pérdida de peso progresiva.

 

4.- Prolapso oviductal en aves

La principal causa de que se produzca un prolapso oviductal es debido al incremento de la actividad del oviducto por el proceso de puesta. Puede aparecer por la hiperplasia y el aumento de tamaño de los tejidos que lo conforman, o bien por las mismas contracciones oviductales. Ocasionalmente, se observan ejemplares de compañía con prolapsos asociados a tumores o masas abdominales.

Ante un prolapso oviductal debe actuarse rápidamente pues la mucosa es muy sensible lacerándose con cualquier contacto y dando lugar a infecciones y a la necrosis de la misma. El oviducto debe ser lavado con solución salina fisiológica y algún desinfectante y debe ser reintroducido con la ayuda de hisopos estériles con lubricante. Algunas veces puede ser necesario la sutura de la cloaca para evitar que el oviducto se vuelva a prolapsar.

 

5.- Impactación oviductal en aves

Las impactaciones oviductales se manifiestan principalmente en hembras viejas o sometidas a temporadas de cría largas y que desencadenan en un agotamiento fisiológico de la hembra. El oviducto se distiende y en su interior aparecen secreciones de diversas coloraciones y purulentas que se van eliminando por la cloaca. Las hembras presentan mal estar, embolamiento, diarreas y acaban enquillándose hasta la muerte.

El diagnóstico se hace principalmente por la clínica y mediante la toma de imágenes radiográficas o ecográficas.

El tratamiento pasa por la aplicación de antibióticos durante largos periodos de tiempo, previo antibiograma, y la eliminación de las secreciones mediante una limpieza oviductal. Ocasionalmente, se puede recurrir a la cirugía siendo en todos los casos el pronóstico reservado.

 

6.- Puesta crónica de huevos en aves

Cuando se habla de puestas crónicas se hace mención a hembras que tienen puestas de un número de huevos por encima de lo normal (8, 9, 10 o 12 huevos en el caso de fringílidos) o que, directamente, hace puestas continuas. En el caso de aves mantenidas como mascotas suelen aparecer puestas crónicas por el estímulo hormonal del pájaro con sus dueños o elementos de la jaula. Es muy común observar a las aves improntadas o troqueladas(criadas a mano) masturbarse con elementos propios de la jaula, bolsas nido o la mano del mismo propietario, estimulándose así la hembra y desencadenando en puestas crónicas.

Las puestas crónicas tienen difícil tratamiento, sobre todo cuando el origen es comportamental. El problema de las puestas crónicas es que acaba desencadenando en estados carenciales de vitaminas y minerales provocando el debilitamiento de los huesos por movilización excesiva de calcio, malas puestas y debilidad generalizada, además de provocar un agotamiento de los óvulos disponibles en el ovario.

El tratamiento pasa por eliminar las posibles causas comportamentales, disminuir las horas de luz a un máximo de 8 horas, disminuir la alimentación y eliminar nidos y bizcocheras que puedan actuar de estímulo. Los tratamientos hormonales cobran cada vez más fuerza en la clínica de aves exóticas, dejando el tratamiento quirúrgico (salpingohisterectomía) para casos muy concretos.

Esperamos con éste artículo dar un poco más de luz a las diferentes enfermedades de la reproducción que pueden sufrir nuestras hembras reproductoras para que el criador pueda saber cómo actuar en cada situación.

 

En la próxima entrada hablaremos de la patología más común y que mayores problemas da en cría. Estar atentos la próxima semana.

124

Avianvet - Herminio Conca Boluda28 Mayo, 20151 comentario

DESHIDRATACIONES

Imagen 12

Con la llegada de los meses más calurosos de junio-julio, el número de casos por deshidrataciones y mortalidad en pichones que están para saltar del nido, o llevan unos días fuera del mismo, aumenta de manera brusca. El criador empieza a ver cómo mueren las crías, una detrás de otra, piando con voz lastimera, con los ojos cerrados y arrinconados en el fondo de la jaula. Los casos de este tipo se dan, principalmente, en pájaros silvestres o ejemplares de canarios de postura pesada.

Las causas que desencadenan estos procesos son, en su mayoría, infecciosas, tomando una gran importancia las siguientes:

1.- Coccidiosis: el ciclo biológico del parásito hace que empiece a dar problemas a partir de los 15-18 días de vida del pichón. Es entonces cuando produce daños a nivel digestivo que cursa por problemas de malabsorción de alimentos y desequilibrios electrolíticos.

2.- Enterobacterias: E.coli, Salmonella spp, Campilobacter spp., etc… aprovechan el debilitamiento del sistema inmunitario para multiplicarse exponencialmente y producir procesos digestivos que desencadenan en diarreas y pérdidas de electrolitos.

3.- Cándidas: el uso de antibióticos como promotores del crecimiento los primeros días de vida de los pichones, la mala administración de germinados o pastas húmedas y/o el sistema inmune debilitado por coccidios y enterobacterias, predispone a la aparición y colonización del aparato digestivo de los pichones por levaduras, principalmente del tipo Cándida albicans, en donde el pichón va debilitándose con los días hasta llegar a morir.

 

¿Cómo podemos evitarlo?

En primer lugar, debemos descartar posibles agentes infecciosos tales como coccidios, levaduras y enterobacterias. Debe ser nuestro veterinario de confianza el que nos indique las pruebas a realizar. No obstante, pueden hacerse puntualmente tratamientos coccidicidas y coccidiostáticos sobre los 17-21 días de vida de los pichones.

Añadir soluciones electrolíticas en pasta o agua de bebida los días más calurosos funciona realmente bien. Administrar probióticos a base de levaduras y enzimas digestivas mejora la absorción de los alimentos e impide la colonización del tubo digestivo por parte de levaduras y otros hongos patógenos.

Además, el criador debe administrar alimentos que sean de gran apetencia para los pichones, que aporten humedad e hidratación y que puedan ser fácilmente digeridos.

Cuando el caso ya es patente, basta con embuchar 3-4 veces al día a los pichones (a la fuerza la mayoría de las ocasiones) con papillas para pájaros enfermos y críticos preparadas con soluciones electrolíticas. Las primeras veces de embuche es aconsejable dar la papilla casi líquida. Junto con las tomas que demos (no debemos administrar más de 0,2-0,3 ml por toma) debemos aplicar las medidas descritas anteriormente, tales como añadir probióticos y soluciones ricas en electrolitos.

¿ Has tenido casos de deshidrataciones al destete?

 

 

124

Avianvet - Herminio Conca Boluda21 Mayo, 20156 comentarios

MICOPLASMOSIS

Imagen 8

Micoplasmosis.

Una enfermedad que toma fuerza en los aviarios deportivos

La causante de la enfermedad es Micoplasma gallisepticum. Micoplasma spp. en ocasiones puede asociarse a otras bacterias como E.coli, dando lugar a lo que se conoce como “enfermedad crónica respiratoria” (CDR).

La micoplasmosis es una enfermedad muy importante en producción avícola dadas las múltiples pérdidas económicas que ocasiona. En la ornitología deportiva está cada vez más presente causando año tras año en los aviarios altamente seleccionados un importante descenso en la cría de pichones noveles.

 

CONTAGIO Y SIGNOS CLÍNICOS

Principalmente el contagio se produce por contacto directo entre ejemplares sanos y afectados. La transmisión transoviductal a través del huevo es una de las fuentes más importantes de contagio.

Los mayores problemas se centran en la reproducción, siendo una de las principales causas de infertilidad en machos. En el caso de las hembras aparecen huevos deformes, sin cáscara, con la cáscara blanda o ponen un número reducido de huevos (caída de puesta).

Los problemas respiratorios suelen ser evidentes sobre todo tras el periodo de muda, puesto que las condiciones de humedad y hacinamiento de los pájaros son el medio perfecto para una mayor proliferación y contacto de la bacteria. Aparecen algunos pájaros con “pitidos” sobre todo por la noche y presentan las narinas húmedas. En casos avanzados producen sinusitis  y conjuntivitis que dan al pájaro un aspecto de “búho”.

En pichones suele asociarse a un mal índice de transformación, no crecen y algunos pueden nacer con ” punto negro”. La micoplasmosis puede causar también un elevado índice de abortos embrionarios.

 

DIAGNÓSTICO

Micoplasma gallisepticum es una bacteria de muy difícil cultivo. Los signos y síntomas clínicos acompañados de la histopatología pueden mostrar lesiones pulmonares, encefálicas y en tráquea características de micoplasmosis que pueden ayudar al diagnóstico. El diagnóstico definitivo va de la mano de realizar PCR (reacción en cadena de la polimerasa).

 

TRATAMIENTO Y PREVENCIÓN

Posibles tratamientos:

  • La estreptomicina, utilizada durante muchos años en la lucha contra la micoplasmosis.
  • La Enrofloxacina a dosis de 200mg/litro de agua de bebida durante 7 días es uno de los tratamientos más empleados, sin embargo, suelen aparecer bastantes resistencias.
  • Pueden emplearse combinaciones de doxiclina  a dosis de 250mg/litro de agua de bebida y tilosina  a dosis de 250-400mg/litro durante 7 días con magníficos resultados.

En aviarios en los que la patología es endémica se opta por ir eliminando los ejemplares que van mostrando síntomas con el fin de eliminar la patología del aviario.

Si quieres leer más sobre ésta patología, en el número 23 de la revista nuestros pájaros, expongo un caso clínico de un aviario deportivo y la resolución del mismo.

 

Imagen 9

 

¿Has tenido casos compatibles con la micoplasmosis?