Consultas

 

Enfermedades y genética

 

CONSULTA:

Hola Herminio,

Te escribo pues desde hace aproximadamente dos meses estoy teniendo bastantes problemas en mi aviario. He tenido cerca de 50 ejemplares muertos de unos 300 del aviario con enfermedad respiratoria. Tras mandar unos pájaros y varias muestras para análisis de heces a unos veterinarios muy conocidos y dar el tratamiento que me dieron, los pájaros continúan muriendo y empiezo a estar desesperado. El tratamiento administrado a sido un antibiótico y un antifúngico durante 10 días sin mejoría alguna.

Espero me puedas ayudar.Ernesto Benitez

 

RESPUESTA:

Estimado Ernesto,

Por lo que comentas, la patología que sufres en tu aviario es altamente contagiosa y muy virulenta. No comentas el diagnóstico que te dieron, ni los fármacos y dosis empleados, pero si no hay respuesta al tratamiento lo más probable es que el diagnóstico no sea correcto o el tratamiento no sea el adecuado.

Personalmente, creo que el problema reside en el diagnóstico. En la ornitología deportiva hay pocas patologías respiratorias que produzcan tan elevada mortalidad. Enfermedades como la micoplasmosis son muy contagiosas pero en raras ocasiones producen mortalidad. Aspergillus spp, es una levadura filamentosa que produce un desenlace fatal en la mayoría de los ejemplares afectados pero que sin embargo no suele extenderse a tantos pájaros.

Tras la oleada de brotes de viruela que está habiendo en la península y el elevado número de ejemplares afectados y muertos, lo más probable es que sufras difteroviruela en tu aviario. Debes descartar el virus mediante estudios histopatológicos tras la detección de los corpúsculos de Bollinger típicos de los poxvirus.

En el caso de los virus, el uso de antibióticos están desaconsejados en la mayoría de las ocasiones pues inmunodeprimen a los pájaros y estos son más susceptibles a enfermar. Debes inmunoestimular a todo el aviario y aplicar unas buenas medidas profilácticas que impidan el contagio entre ejemplares por medio de los utensilios, el ambiente y tus propias manos.

Atentamente,

Herminio Conca

Buscanos en las redes sociales