FALTA DE VITAMINA A

Todo criador de canarios blancos recesivos ha tenido en alguna ocasión episodios de hipovitaminosis A o conoce algún criador de canarios que los ha sufrido.

La hipovitaminosis A se produce en esta variedad de canarios por la incapacidad de asimilar los carotenos o provitamina A que ingiere el pájaro en la dieta. La mutación blanco recesivo genéticamente impide la producción de las enzimas precisas para la asimilación de los carotenoides y su almacenamiento en el hígado donde se destinará al mantenimiento de las funciones vitales del pájaro.

Como se puede observar en las fotos, los síntomas clínicos son la aparición de edemas perioculares, acompañados de un lagrimeo continuo y conjuntivitis. En algunas ocasiones aparece edema alrededor de las narinas y pueden aparecer síntomas nerviosos. Generalmente se produce un cambio de epitelio en las mucosas produciéndose una metaplasia escamosa que favorece la presentación de procesos infecciosos producidos por bacterias y hongos.

La hipovitaminosis A también puede aparecer en otras variedades de aves siendo las causas más comunes:

1.- Deficiencia de la vitamina A en la dieta; Se conoce como hipovitaminosis A primaria.

2.- Factores antinutritivos que interfieren en su asimilación; Proteínas de leguminosas.

3.- Daños hepáticos que impiden el almacenamiento y su uso para las funciones fisiológicas.

4.- Enfermedades bacterianas o parasitarias que impiden la absorción.

5.- Utilización de colorantes sintéticos.

Para evitar el problema en canarios blancos recesivos, basta con administrar un buen complejo vitamínico varios días por semana. En el caso de aparecer el problema, debe administrarse vitamina A (descartando agentes infecciosos) durante al menos 15 días.



Buscanos en las redes sociales