MICOPLASMOSIS

Imagen 8

Micoplasmosis.

Una enfermedad que toma fuerza en los aviarios deportivos

La causante de la enfermedad es Micoplasma gallisepticum. Micoplasma spp. en ocasiones puede asociarse a otras bacterias como E.coli, dando lugar a lo que se conoce como “enfermedad crónica respiratoria” (CDR).

La micoplasmosis es una enfermedad muy importante en producción avícola dadas las múltiples pérdidas económicas que ocasiona. En la ornitología deportiva está cada vez más presente causando año tras año en los aviarios altamente seleccionados un importante descenso en la cría de pichones noveles.

 

CONTAGIO Y SIGNOS CLÍNICOS

Principalmente el contagio se produce por contacto directo entre ejemplares sanos y afectados. La transmisión transoviductal a través del huevo es una de las fuentes más importantes de contagio.

Los mayores problemas se centran en la reproducción, siendo una de las principales causas de infertilidad en machos. En el caso de las hembras aparecen huevos deformes, sin cáscara, con la cáscara blanda o ponen un número reducido de huevos (caída de puesta).

Los problemas respiratorios suelen ser evidentes sobre todo tras el periodo de muda, puesto que las condiciones de humedad y hacinamiento de los pájaros son el medio perfecto para una mayor proliferación y contacto de la bacteria. Aparecen algunos pájaros con “pitidos” sobre todo por la noche y presentan las narinas húmedas. En casos avanzados producen sinusitis  y conjuntivitis que dan al pájaro un aspecto de “búho”.

En pichones suele asociarse a un mal índice de transformación, no crecen y algunos pueden nacer con ” punto negro”. La micoplasmosis puede causar también un elevado índice de abortos embrionarios.

 

DIAGNÓSTICO

Micoplasma gallisepticum es una bacteria de muy difícil cultivo. Los signos y síntomas clínicos acompañados de la histopatología pueden mostrar lesiones pulmonares, encefálicas y en tráquea características de micoplasmosis que pueden ayudar al diagnóstico. El diagnóstico definitivo va de la mano de realizar PCR (reacción en cadena de la polimerasa).

 

TRATAMIENTO Y PREVENCIÓN

Posibles tratamientos:

  • La estreptomicina, utilizada durante muchos años en la lucha contra la micoplasmosis.
  • La Enrofloxacina a dosis de 200mg/litro de agua de bebida durante 7 días es uno de los tratamientos más empleados, sin embargo, suelen aparecer bastantes resistencias.
  • Pueden emplearse combinaciones de doxiclina  a dosis de 250mg/litro de agua de bebida y tilosina  a dosis de 250-400mg/litro durante 7 días con magníficos resultados.

En aviarios en los que la patología es endémica se opta por ir eliminando los ejemplares que van mostrando síntomas con el fin de eliminar la patología del aviario.

Si quieres leer más sobre ésta patología, en el número 23 de la revista nuestros pájaros, expongo un caso clínico de un aviario deportivo y la resolución del mismo.

 

Imagen 9

 

¿Has tenido casos compatibles con la micoplasmosis?

 

Buscanos en las redes sociales