MICOTOXINAS EN SEMILLAS

 

Imagen 5

 

¿ Qué son las micotoxinas?

Las micotoxinas son productos metabólicos tóxicos producidos por hongos que crecen sobre los alimentos de los animales y las personas, principalmente sobre los cereales. La organización para la agricultura y la alimentación(FAO) estima que las micotoxinas afectan a una cuarta parte de los cultivos a nivel mundial, incluyendo alimentos básicos y piensos. Las micotoxinas se encuentran muy comúnmente en los cereales provocando intoxicaciones al ser ingeridas sobretodo por las aves. La intoxicación por micotoxinas produce cuadros de enfermedad muy variables dependiendo en primer lugar de la micotoxina ingerida, la dosis ingerida, la combinación de varias micotoxinas, así como el tipo de ave y estado inmuno-sanitario. Generalmente se producen daños hepáticos, renales, neurológicos y en ocasiones alteraciones que afectan a los genes.

En la actualidad se conocen como micotoxinas cerca de 500 compuestos, pero solo 30 tienen propiedades tóxicas importantes. Entre los hongos filamentosos encontramos tres importantes géneros de hongos productores de micotoxinas como son Aspergillus, Fusarium y Penicillium. Éstos hongos proliferan infectando los cereales y producen sus metabolitos tóxicos que deterioran la semilla y disminuyen su valor nutricional. Los hongos proliferan cuando las condiciones de humedad rondan el 70%, la temperatura es mayor a 20ºC y la ventilación del cereal no es adecuada. No siempre, la proliferación del hongo sobre el alimento va de la mano de la producción de micotoxinas. Las micotoxinas pueden persistir en los cereales o en el pienso durante mucho tiempo pese a no estar el hongo productor de la misma. Por todo esto es muy importante utilizar semillas de alta calidad, con una buena conservación y con la mayor frescura posible.

Las micotoxinas son ingeridas a través de la ingestión de las semillas o a través de la alimentación con piensos absorbiéndose a nivel digestivo y produciendo micotoxicosis.

Las micotoxicosis tienen un difícil diagnóstico pues muchas veces dan lugar a enfermedades poco evidentes que se confunden con deficiencias alimenticias o enfermedades infecciosas, traduciéndose en problemas en la cría, muda o mantenimiento de los pájaros en general. Muchas veces la presencia de micotoxinas predispone a la aparición de otras enfermedades secundarias tales como coccidiosis o enfermedades bacterianas.

 

¿ Cómo evitar la contaminación de las semillas por micotoxinas?

1.- En el campo: El control de micotoxinas se basa en partir de semillas de primera calidad recolectadas bajo unas buenas prácticas agrícolas. Las semillas deben intentar recolectarse cuando alcanzan la madurez completa, en condiciones de humedad por debajo del 15% y minimizando el daño del grano producido por la recolección o la presencia de insectos. Es importante supervisar la contaminación por hongos durante la cosecha .

2.- Transporte: Es recomendable utilizar medios de transporte específicos solo para cereales que mantengan limpiezas periódicas en función de los cereales transportados, así como mantener la mercancía seca y resguardada de las inclemencias del tiempo.

3.- Almacenamiento: En la fábrica, se debe realizar una limpieza adecuada y desinfectar las instalaciones entre las diferentes cosechas y eliminar el polvo e impurezas en la mayor medida posible. Es importante controlar las temperaturas elevadas así como los niveles de humedad. En fábrica deben ser aplicados sistemas de control en puntos críticos de elaboración de mezclas(sistemas APPCC) y deben llevarse a cabo analíticas de control por lotes de producto.

4.- Distribuidores y consumidor final: Una vez salidas de fábrica las mezclas es muy importante la conservación de las mismas por parte de los diferentes distribuidores y en última estancia en casa del propio criador. Muchas mezclas pueden contaminarse al abrir un saco y no tener unas condiciones favorables para su conservación. Las condiciones adecuadas de conservación pasan por lugares frescos, sin luz directa y con un estricto control de roedores e insectos.

 

Aditivos antimicotoxinas

El empleo de aditivos en piensos y mezclas de semillas es una de las herramientas que se están empleando actualmente para evitar los graves efectos de las micotoxinas. Existen diversos compuestos secuestrantes o detoxificantes que reducen la absorción de micotoxinas en el tracto gastrointestinal del pájaro(compuestos absorbentes) o que modifican la estructura de la micotoxina(biotransformadores). Otros aditivos son los compuestos absorbentes formados por distintos tipos de arcillas y silicatos mucho más usados y testados que los biotransformadores.

 

Con la implicación de agricultores, transportistas, fabricantes, distribuidores y criadores y la aplicación de unas mínimas medidas de manejo de las semillas y mezclas podemos minimizar la presencia de micotoxinas en el alimento, mejorando así de forma indirecta la salud de nuestros pájaros.

¿Has tenido alguna mala experiencia con las micotoxinas?¿Cómo conservas las semillas?

 

Buscanos en las redes sociales