PROBLEMAS DE FERTILIDAD

 

 

DSC01463

 

DESCRIPCIÓN

La gran mayoría de los aviarios deportivos actuales tienen graves problemas de fertilidad que se caracteriza por un gran número de huevos no fecundados y/o un bajo índice de huevos puestos por las hembras. En aviarios de pájaros silvestres es habitual que algunas hembras no lleguen a iniciar la temporada de cría.

ETIOLOGÍA

Los problemas principales están causados por un mal manejo de los pájaros reproductores. Ocasionalmente no llega a formarse la pareja, no se produce la cópula o falta enriquecimiento ambiental. Tras una primera puesta buena con 4-5 pichones es habitual que la siguiente puesta sea de huevos claros, bien por estar el macho involucrado en las labores de padre o bien por presentar obesidad por el exceso de alimentos de la cría. Las deficiencias alimenticias en vitaminas, minerales y aminoácidos son clave en el desarrollo de los órganos reproductores.

Por otro lado, bacterias, parásitos y hongos, tales como micoplasmas, coccidios, ácaros, cándidas o megabacterias, son causa habitual de un mal estado sanitario de los reproductores y por tanto un descenso en la productividad.

El uso indiscriminado de fármacos como el Toltrazuril, antiparasitarios del tipo ivermectina, determinadas tetraciclinas, los carbamatos o los tratamientos hormonales están relacionados en la atrofia o esterilidad temporal de las gónadas del macho y ovario de la hembra.

Muy frecuentemente la fertilidad disminuye en las últimas puestas debido a la entrada en muda de los machos o falsas mudas. Un ejemplar en muda nunca podrá ser fértil por lo que todo intento de que sea apto para continuar la cría no dará resultados. Para detectar si un macho ha entrado en muda solo será necesario observar las rémiges de las alas, que en caso de haber iniciado la muda habrá algunas en crecimiento en ambas alas.(ver foto inferior).

SIGNOS CLÍNICOS

Las hembras no ponen, tienen puestas irregulares, ponen en días alternos, ponen uno o dos huevos por nidada, los huevos aparecen sin cáscara, son de tamaño reducido, la cáscara es muy fina o aparecen deformaciones.

Los machos no tienen estímulo reproductivo, no entran en celo, no cantan, el número de huevos no fecundados es muy elevado incluso viendo al macho encelado y copulando con la hembra continuamente.

TRATAMIENTO

El tratamiento pasa por la aplicación de una serie de pautas que tengan en cuenta todas las posibles causas anteriormente descritas.

El criador debe tener claras varias premisas antes de aparear:

1.- Si los reproductores no están en perfectas condiciones el rendimiento reproductivo no será bueno. Deben ser descartados de la reproducción ejemplares que se muestren apáticos, tengan problemas respiratorios, presenten las plumas desordenadas y sucias. Es importante realizar estudios infecciosos-parasitarios y dar los tratamientos oportunos aproximadamente un mes antes de la cría.

2.- Por más tratamientos medicamentosos no necesariamente las aves llegarán mejor a la cría (abuso de fármacos como el toltrazuril). Los tratamientos deben ser prescritos por veterinarios especializados y personalizados para cada aviario y cada caso en concreto.

3.- La formación correcta de la pareja. Hay veces que se pasa por alto cómo formar la pareja llegando algunos criadores a limitarse a juntar macho con hembra sin más. Debemos formar la pareja primero con separadores de rejilla, después hacer llegar la hembra al territorio del macho (por ello cantan) y días después añadir el nido. Hay hembras que si tienen el nido pueden poner directamente sin que el macho haya copulado con ellas y por tanto la cantidad de espermatozoides en el tracto genital femenino sea insuficiente para asegurarse un alto índice de huevos fecundos.

 Controladas las causas anteriores se pueden aplicar polivitamínicos con aminoácidos tanto a machos como a las hembras en el agua de bebida en varias tandas de 5 días. Las vitaminas más específicas como la vitamina E + selenio y AD3E debe darse de forma moderada, pues son liposolubles y no son excretadas con facilidad por el organismo pudiendo dar lugar a intoxicaciones.

Puede administrarse levadura de cerveza a las hembras (50gramos/ kilo de pasta) y germen de trigo a machos (100-150gramos) acompañados de hierbas del campo ricas en vitamina E como la Ortiga (Urtica dioica).

Los tratamientos hormonales están totalmente desaconsejados pues al administrar exógenamente hormonas se produce un feedback negativo sobre el eje hipotálamo-hipófiso corticoadrenal, impidiendo que funcione correctamente tras el uso de hormonas.

Cabe recordar que para la reproducción es recomendado contar con unas condiciones de luz de 14 horas mínimo, temperatura de 14ºC y humedad entre el 50- 65% .

 

 

Imagen 8

 

p.d: Si quieres saber más sobre el tema puedes leer un artículo que escribí para la revista ornitología práctica en enero 2013. También puedes leer un caso práctico en éste mismo blog: http://avianvet.es/huevos-claros-en-canarios-caso-practico/

Imagen 8