HUEVOS CLAROS EN CANARIOS/ Caso Práctico

 

 

Imagen 2

 

Huevos claros en canarios y otras especies de aves domésticas.

La semana pasada se ponía en contacto conmigo un criador de canarios con serios problemas de fertilidad en su aviario. El criador estaba convencido de mandar muestras de heces para solucionar su problema pues pensaba que sus pájaros tenían un problema infeccioso.

Como es habitual antes de proceder al envío de muestras, le hice una serie de preguntas con el fin de orientarnos  sobre el problema que sufría en su criadero de canarios.

Éstas fueron algunas de nuestras preguntas y respuestas del criador:

1.- ¿ La presencia de huevos infértiles ha sido en todas las parejas? Criador:” No, algunas parejas tenían todos los huevos fecundados, otras solo 2 o 3 huevos y varias todos los huevos claros. Las parejas que habían tenido los huevos fecundados la primera nidada, en ésta segunda nidada estaban claros”.

2.- ¿ Qué parejas tenían todos los huevos claros? Criador:” las parejas que primero pusieron los huevos”

3.- ¿Cuánto tiempo habían estado juntos los reproductores antes de poner el nido? Criador: El nido fue puesto al mismo tiempo que se formaron las parejas”.

4.-¿Cuánto tiempo tardaron las primeras parejas en poner? Criador:” Las primeras en 2-3 días tenían los nidos hechos y algunas pusieron el primer huevo”

5.- ¿Las parejas que la primera nidada tenían los huevos fecundados; habían embuchado y criado a sus pichones? Criador: “Sí, habían criado perfectamente. No habían bajas en pichones.”

Con solo 5 preguntas tuve información suficiente para saber cual era la patología de su aviario. El problema que tenía éste criador de canarios de color blanco recesivo era de “MANEJO DE SU AVIARIO”. Por lo que automáticamente le dije que no tenía que mandar heces para analizar. Lo que debía hacer era corregir la forma de aparear a sus reproductores.

Paso a detallar los fallos y problemas causados por un mal trabajo en el aviario:

1.- Puesta de nido y formación de parejas en canarios: Las parejas deben formarse correctamente. Los reproductores deben verse durante 5-7 días por la rejilla para que se forme la pareja. Tras los 5-7 días debe quitarse la rejilla y esperar al menos una semana antes de poner el nido. En las aves es necesario que la cantidad de espermatozoides en el tracto genital de la hembra sea muy elevada para que se produzca la fecundación de los huevos.

En éste caso el criador, al poner directamente parejas y nido no dio tiempo a que se formara la pareja y hubieran cópulas suficientes para que se fecundaran los huevos. En consecuencia, las primeras hembras que pusieron huevos no estuvieron fecundados. A medida que pasaban los días y las hembras iban poniendo la fertilidad había aumentado.

2.- Las parejas con todos los huevos fecundados en la primera nidada, ésta segunda nidada los tenían claros. Generalmente tras una buena nidada de 4-5 pichones acontece una siguiente con una menor fertilidad. La presencia de pichones a los que alimentar hace que los machos tiendan a involucrarse en labores paternas y a eso se une que generalmente han engordado durante el mes de cría por el incremento de alimentación. El líbido sexual del macho cae en picado y los niveles de testosterona con él. Todo ello da como resultado que el número de cópulas con la hembra es muy bajo o nulo dando lugar a un gran número de huevos no fecundados.

El criador debería haber separado a los pichones con la rejilla y haber dado vitaminas a la pareja reproductora. En casos de machos obesos, debería haber pasado por el gimnasio (juntar varios machos en medio jaulón de cría durante varios días suele hacer que pierdan peso por intentar establecer jerarquías).

Como se puede leer, no todo son virus, bacterias, hongos y parásitos en el aviario. El criador es el culpable de la gran mayoría de problemas que hay en el aviario. Debemos hacer auto-análisis de las acciones que tenemos en el criadero y con ello conseguiremos mejorar los índices reproductivos de nuestros criaderos.